Consejos para elegir las botas adecuadas para equitación

Consejos para elegir las botas adecuadas para equitación

La equitación es uno de los deportes más bellos que existen, y más gratificantes a la hora de practicarlos. Existen diversas modalidades para su práctica siendo asequible para casi todas las edades y condiciones físicas, sin bien es cierto que su equipamiento y principalmente la necesidad de contar con el caballo como compañero lo hace un deporte que no está al alcance de todo el mundo, sobre todo en las ciudades.

Uno de los puntos a tener en cuenta a la hora de practicar equitación es la indumentaria del jinete. Utilizar una indumentaria adecuada es esencial para la actividad ecuestre, ya que puede determinar la comodidad y seguridad con la que practicamos este deporte.

Dentro de la indumentaria una de las piezas más importantes es el calzado. Saber elegir bien nuestras botas es un aspecto fundamental. En este artículo te damos algunos consejos para saber elegir las botas de equitación que mejor se adapten a ti.

Uno de los aspectos principales que determinará el tipo de bota es la modalidad de equitación. Elegiremos un tipo u otro de bota, en función de las necesidades, por ejemplo, a modo grosso, los materiales de nuestras botas deberán ser más flexibles cuando por ejemplo vamos a practicar salto y más rígidos cuando se utilicen para doma.

Otro aspecto importante a la hora de elegir nuestro calzado es la meteorología, si vamos a montar a caballo con temperaturas bajas es importante la utilización de materiales térmicos, mientras que para épocas del año de altas temperaturas es importante utilizar botas fabricadas con pieles altamente transpirables. Si vamos a tener que vérnosla con el agua, entonces necesitaremos materiales que impidan que el agua cale.

La suela es otro punto importante a tener en cuenta, también estará íntimamente ligada al uso que le vayamos a dar a nuestro calzado, tendremos para elegir: anti adherente, gruesa, sujeción estribo o incluso suela con cámara de aire.

La comodidad en general también es importante, debemos tener en cuenta que, a la hora de probarnos nuestras botas, la forma correcta de hacerlo para saber si estamos en la senda de la elección correcta, debemos pensar que son para montar y no para caminar por lo que debemos sentirnos cómodos con el ajuste en nuestra pierna, que quede bien sujeta pero que no nos apriete, debe sujetarse bien en el gemelo y contar con un poco de holgura en el tobillo. Con el tiempo y el uso la bota irá cediendo por lo que está bien coger unas botas con una caña ligeramente más alta de lo que necesitamos.

Aunque existe una gran variedad de modelos de todas las formas y tamaños nada se ajustará mejor a nuestro pie y nuestra pantorrilla que unas botas hechas a medida. Para que puedan hacernos una botas a medida necesitarán 5 medidas diferentes de nuestro pie y nuestra pierna. En muchas ocasiones merecerá la pena pagar un poco más por un ajuste perfecto a nuestro pié.

All comments